Testificando sobre ruedas (Ciclotón)

| Testificando sobre ruedas (Ciclotón)

Testificando sobre ruedas (Ciclotón)

EDVAN BENÍTEZ
31-01-2016

Este domingo 31 de Enero del 2016, se llevó acabo el 1er Ciclotón Adventista de la Asociación Metropolitana, ya que convocó a más 500 jóvenes sobre ruedas como bicicletas, patines, patinetas y muchos más, para compartir a otros del amor de Jesús, sin duda una experiencia difícil de olvidar. Fue una actividad de testificación ya que se repartieron más de 2000 libros de «Paz para tu vida».

La cita fue a las 8:45 de la mañana en el metro Patriotismo. La ruta que seguimos fue de metro Patriotismo hasta la Alameda Central, pasando por algunos monumentos como el Ángel de la Independencia y el Hemiciclo a Juárez. Esta ruta recorrida por Brian, Carolina y yo por parte del club Eben-Ezer, se nos hizo más fácil de lo que parecía. La primera parada o «impacto» fue en el Ángel de la Independencia, en donde nos encontramos a todos los compañeros del club que venían caminando desde la iglesia de Narvarte entregando revistas Enfoque a las personas que se encontraban en la calle.

Mientras esperábamos a que los demás ciclistas entregaran sus libros, tuvimos tiempo para degustar de unas galletas con helado (proporcionadas gratuitamente por la compañía Kelloggs), así como de prestar nuestras bicicletas a algunos compañeros de nuestro club.  Durante nuestra espera en el Ángel de la Independencia, Brian le prestó su bicicleta a Mauricio para que diera una vuelta a dicha glorieta, ya que tenía muchas ganas de andar en ella. Cuando regresó de dar la vuelta, encontramos que el asiento de la bicicleta de Brian estaba volteado y medio zafado porque Mauricio se cayó. Cuando vimos este incidente, nos empezamos a reír, pero Mauricio se quedó algo apenado así que decidió llevarlo al mecánico de bicicletas donde pudo arreglar el asiento. Al regresar, le dijo a Brian: «aquí está tu bicicleta, fueron $20». Fue en ese momento donde todos nos empezamos a reír del comentario que había hecho Mauricio.

Al igual que Brian, Carolina prestó su bicicleta a la hermana Lidia (esposa del director), cuando Gaby vio que su mamá se estaba subiendo a la bicicleta, se asustó mucho pues hacía tiempo que no se subía a una. Lo peor de todo fue que se tardó mucho en regresar y dejó a Becks y a Gaby muy preocupados. Al final regreso bien.

cicloton
Diego Hernández compartiendo literatura. (Iván Molinari)

Después de dichos momentos, seguimos avanzando hasta llegar al monumento a Juárez donde pudimos entregar los libros que nos habían dado, para compartirlos con otras personas que estuvieran en ese lugar. Al estar entregando estos libros, un indigente nos empezó a preguntar sobre nuestra religión, creencias y principalmente sobre nuestro régimen alimenticio «vegetariano». Le estuve explicando un poco sobre todos estos temas pero cada vez que le quería explicar algo me cambiaba de tema. Al final le terminamos de decir un poco sobre nuestras creencias y nos fuimos esperando que le haya quedado este mensaje que le compartimos en el corazón.

Cuando terminamos de repartir este material, terminó el evento. Esta actividad se me hizo apropiada para invitar a mi amigo Ulises que no es de la iglesia, para acércalo más a Jesús, y a la vez para practicar una actividad física sana. Al finalizar el evento, el quedó muy contento con la actividad así como del mensaje que pudimos compartir.

Esta actividad me hizo pensar en 2 lecciones muy importantes para mi vida; primero, el pastor Enoc iba hasta adelante marcando la ruta por la que todos debíamos ir para no perdernos o irnos a otro lado, lo importante era no perderlo de vista para no desviarnos del camino; esto me hizo pensar que así es Jesús con nosotros, él quiere lo mejor para nosotros y nos marca el camino para ir a un buen lugar, pero es nuestra decisión si seguir sus pasos o no. Segundo, Dios usa a cada conquistador a cada miembro de la directiva, a cada líder y a cada padre de familia para cumplir la gran tarea que él nos ha dejado, que es predicar a muchas personas acerca de la Verdad y del gran Amor de Jesús, siempre y cuando nosotros nos dejemos guiar por Él.

cicloton
Concentración de ciclistas adventistas en el Hemiciclo a Juárez. (Brian Carpiet)
By |2018-12-18T23:03:19-06:00enero 31st, 2016|Noticias|0 Comments

Leave A Comment